Los mejores looks de Fashion Week

La edición de NYFW recién terminó con mucho éxito, como era de esperarse. Diseñadores y firmas de moda se reunieron una vez más para presentar las colecciones de Primavera – Verano 2018. Aunque hubo shows que nos robaron el aliento, el verdadero protagonista fue el street style de lujo.

En mi propia experiencia, soy alguien que le encanta admirar el “arte personal” que cada individuo posee en su manera de vestir. Lo más inspirador que puedo hacer durante un paseo o de vacaciones, es sentarme en un parque o una calle concurrida para disfrutar de la pasarela “down to earth”. Fuera de shows y espectáculos (como lo vemos en Fashion Week) la vida es una pasarela diaria. El street style nace desde que las personas salen de su casa con las prendas que han elegido para su día. Trajes, vestidos, tenis, jeans, sacos, abrigos, de todo, pero siempre con un toque muy personal.

Recuerdo en mi viaje a Milán, la mezcla de estilos y el increíble layering, todo un arte. Viendo pasar el estilo de cada persona y en el mood que vestían con tan solo segundos de mirarlos. Me senté en las escaleras del Duomo di Milano (Catedral de Milán) simplemente para disfrutar esa imagen. Acompañada de un increíble sunset, se podía respirar moda. Se vive la moda. No hay sentimiento para poder explicar el entorno. Artistas dibujando, músicos cantando, toda una pasarela real.

La moda es lo que dicta el street style hoy en día. Los millennials somos una generación de querer y obtener todo inmediato (el porque del nuevo modelo de Fashion Week: “see now, buy now“). Por eso, es una pieza imperdible en todo lo que engloba la industria de la moda. El street style es la moda que se vive hoy, lo que usamos y queremos vestir en este momento.

 

A diferencia de lo que vemos en las pasarelas de Fashion Week, el street style es inmediato y real. Prendas que puedes usar en la vida diaria sin demasiada “extravagancia”. Se dice que algunas de las tendencias nacen del street style (y tiene bastante lógica). Con el asertado “para la gente de la gente” nos dan y nos enseñan estilos que ya se usaron 6 meses atrás en las calles de Fashion Week.

Sea poco cierto o no, la verdad es que la moda sobre las calles de la jungla de concreto, Nueva York (como dice Alicia Keys) es un arte. Arte que defitinivamente nunca pasa de moda. Y, realmente las calles de todas las ciudades. You name it.

Melissa Jáuregui

Créditos fotografías: Man Repeller.

Anuncios

Una noche mágica: Burgo Fashion Show.

Al punto de las 8:00 p.m. se abrieron puertas y ¡empezó el show! Una entrada al venue (Estación Indianilla) decorada con dibujos, bocetos, sketches, hicieron de la llegada al evento muy adoc, para después seguirle con el corner de diseñadores, donde se encontraban prendas, accesorios, entre otros, como muestra del talento desarrollado por los alumnos y ex alumnos del Instituto Burgo. Siguiéndole con la exposición de piezas en maniquíes sobre todo el salón, iluminadas con enormes luces brillantes, destellando los hermosos diseños. Para finalizar el recorrido, se encontraba el área de social, listos para agarrar un delicioso drink e ir a buscar el respectivo asiento de cada invitado en pasarela para esperar el comienzo de lo que todos estábamos anhelando, la aclamada pasarela.

Tuve el grandísimo honor de abrir la pasarela con mi colección de trajes de baño (mi primer colección), acompañada de música lounge, modelos de ensueño y una multitud intimidante, para después abrir el camino a mis fellow designers y seguir el runway. Francisco Aguilar fue el encargado en cerrar el fashion show con una colección increíble. Todo backstage fue totalmente caótico, pero ese caótico que atrae, ese que amas y odias. Mientras que los 45 minutos que duró la pasarela se sintieron como 10 minutos, empezó el cambio de música, todos corriendo en backstage ¡como locos! El staff gritando casi desesperados por alinearnos a todos (los diseñadores). ¡Melissa al frente! Escuché a lo lejos, luces brillantes y hasta casi cegadoras, acompañados de calurosos aplausos, ovaciones y gritos fuertes (probablemente de mi familia), hicieron de mi salida a la pasarela, uno de los mejores momentos de mi vida. Todos los diseñadores salimos al lado de una modelo vistiendo lo que llamamos el “look final” (aka, Killer design). Sonrisas, alegría, entusiasmo y hasta euforia se vivió dentro y fuera de la pasarela.

El gran jurado formado por Fhernando Colunga, Beatriz Calles, Lucy Lara, Ale Siller y Lorena Ríos (¡Wow!) fueron los encargados en presenciar las colecciones y decidir quiénes serían los ganadores de la noche. Daniela Mollo tomó el 3er lugar, Flor Sol Necis fue la ganadora del 2do lugar y como era de esperarse (¡porque todos amamos su colección!), Francisco Aguilar se llevó el 1er lugar. Pero en realidad todos fuimos ganadores esa noche, el estar presente en tan importante evento para el Instituto y tener la oportunidad de exponer nuestras colecciones, conllevó esfuerzo, dolores de cabeza, frustración, trabajo duro, sueños, pero sobre todo, mucho amor. Amor que se expuso en forma de prendas únicas sobre la pasarela. No hay mejor sentimiento que esto. El convivir y rodearse de personas empoderadas y talentosas no tiene precio. En todo el evento se respiró moda, creatividad, estilo, emoción y talento, muchísimo talento mexicano.

Contamos con la presencia de grandes personalidades como; Takatoshi Kawakami (Presidente de Brother Industries), Miroslava Montemayor, Anna Fusoni, Sara Galindo, Gabriel Ibarzabal, Iliana Abreu, Nissim Betesh, entre muchos otros. (Entenderás el porqué de la multitud intimidante).

Nada de esto hubiera sido posible sin el incansable apoyo de nuestras directoras Lorena Ríos y Ale Siller. Son un claro ejemplo de que el trabajar duro y tener la dedicación absoluta, da frutos, enseñándonos que nada es imposible. Todo el equipo Burgo logró crear una atmósfera única y energética, perfecta para la celebración de la moda mexicana y su gran talento.

 

¡Gracias Burgo!

Melissa Jáuregui

Burgo Fashion Show

 

Seguramente ya te enteraste del tan esperado fashion show que se dará a cabo el siguiente Jueves 8 de Febrero en la ciudad cosmopolita, Ciudad de México.

 

 

El fashion show es el evento perfecto para celebrar el 10 aniversario del Instituto teniendo en pasarela la demostración de talentos de alumnos y ex alumnos del prestigioso Istituto di Moda Burgo. Su primera sede se abrió en Monterrey en el 2007, para después inaugurar el segundo instituto en el año 2011 en la Ciudad de México.

 

Teniendo el honor (Yo Melissa, ¡Yeeeeei!) de formar parte de la alineación de diseñadores para exhibir y presentar nuestras colecciones, donde habrá un jurado de grandes personalidades de la moda de México para reconocer a los participantes.

 

 

De igual manera, se entregarán premios para honrar el arduo trabajo de los diseñadores, entre ellos una beca para estudiar en una de las principales capitales de la Moda: Milán. Aunque no es un concurso, el motivo de estas retribuciones es para incentivar a los diseñadores emergentes de Burgo y del País, para seguir nuestras carreras con un apoyo real, para crecer la economía y la cultura de moda en México. Además, los diseñadores tendrán la oportunidad de ganar una exclusiva sesión de fotos para la colección presentada, así como un apoyo para lanzar la colección al mercado.

 

 

Se contará con presencia de importantes figuras de la moda, prensa, editoriales, patrocinadores, invitados especiales, entre otros. Dando un cóctel de bienvenida a todos los invitados para disfrutar de una noche llena de moda y glamour, acompañada de una exhibición de prendas exclusivas.

 

 

Aunque el evento ya está totalmente sold out, puedes seguirle la pista al evento a través de las redes sociales de Burgo., así como en mis redes personales para el backstage y un sneak peek del show.

 

¡We love Burgo!

 

Melissa Jáuregui

Polvo de hadas para la primavera

¿Qué nos espera para los días calurosos de verano?

 

Colores pastel, muchas plumas, guirnaldas y lentejuelas son sólo algunas de las tendencias más importantes para este tiempo de transición. La Primavera-Verano 2018 estará llena de pequeños rastros de brillantina que nos harán sentir más vivos que nunca.

 

Así como todas las temporadas, hay piezas en las colecciones que se pueden repetir con facilidad y los básicos no se quedan atrás, es bueno añadir un poco de ese estilo personal e inyectar algo nuevo y fresco a nuestro guardarropa.

Lo vimos en firmas importantes como Dior, Céline y Valentino: faldas de tul, pantalones denim teñidos de colores brillantes, abrigos y sacos con aplicaciones pompón que no son una necesidad pero increíblemente rápido se convirtieron en una prioridad para nuestro nuevo armario de primavera.

Al parecer en el 2018 todos tendremos un guardarropa lleno de polvos de hadas y sacado de un cuento de princesas, como diría Standish, autor de ‘How Not To Wear Black’: “Cada color tiene un propósito, una influencia y el poder para cambiar la manera de vernos, de sentir y la forma en la que los demás nos perciben. Los colores que vemos sobre nosotros desencadenan respuestas mentales: poner un tono que armonice con el brillo y la personalidad de tu piel, hará que te sientas bien y creará un efecto positivo de tu apariencia completa.”

Un ejemplo son los colores pasteles delicados que causan liberación, los colores brillantes que causan que nuestro estado de ánimo se libere y las pizcas rojizas que desatan la adrenalina; todos estos colores aceleran nuestro metabolismo y nos dan la confianza necesaria, muy por el contrario a los colores oscuros.

Si aún no estás convencido de que todo tu armario sea colorido, te sugiero que al menos tengas algunas piezas que hagan verte de una manera distinta, que te den luz y logren que tu corazón cante. Así, tu mood del día se transformará completamente, liberarás hormonas positivas y te sentirás bien contigo mismo, un poco de color no le hace daño a nadie y en esta nueva temporada ¡hasta estarás en tendencia!

Hiram Pinto.

www.hirampinto.com / www.instagram.com/thebabymilk

Los accesorios más cool de la semana de Alta Costura

La recién concretada semana de la Moda de Alta Costura en París, nos dejó suspirando una vez más con las increíbles propuestas de las firmas de moda más prestigiosas del mundo.

 

Además de los clásicos vestidos y trajes formales, en esta edición pudimos admirar siluetas estructuradas y asimétricas, prendas románticas y sweet, hasta tonos black & white, surrealismo, jardines, entre muchas otras atmósferas que los diseñadores crearon para poder interpretar su visión lo más justo posible.

 

En el Fashion Week Paris recibimos una alta dosis de moda, no solamente por parte de los vestuarios y prendas, sino de los accesorios que le dieron ese upgrade extremo a los looks de las pasarelas para tener un mayor impacto.

Los protagonistas reales de la pasarela fueron los accesorios, no es de sorprenderse como las casas de moda continúan reinventándose con nuevas técnicas de diseño para seguir enamorándonos, y que claro, ¡queremos todo! Algunos de los ítems sobresalientes (y mis preferidos) a continuación.

Elie Saab – Extra bows

Los tan ya clásicos bordados y aplicaciones de los vestidos de Saab estuvieron atinados como de costumbre, pero lo que llamó la atención esta temporada fueron los moños oversized de satín que acompañaban los looks en pasarela. Colores pastel y hasta feathers como sinónimo de lujo estuvieron presente haciendo del fashion show, una obra maestra.

Christian Dior – Antifaces Surrealistas

Dior nos invitó a un mundo surrealista en un ambiente lleno de esculturas colgantes, acompañados de tonos blanco y negro. Maria Grazia Chiuri ha demostrado una vez más la gran mente creativa que tiene, atrapándonos con el accesorio estrella de su colección: El antifaz. Sin perder la esencia femenina que tanto amamos de Christian Dior, ha hecho de una simple “máscara” un most have de temporada.

Chanel – Flower power

En un mood súper romántico y natural, Karl nos dejó sin aliento una vez más con sus diseños espectaculares. Vestidos y prendas que parecían hechas de azúcar, colores pasteles, tul, feathers, encaje, glitter, todo un sueño. En esta ocasión el artículo presente en todos los looks del runway fueron los tocados florales con tul. Muy al estilo francés, el tocado le dio la elegancia pura y acertada que tanto distingue a Chanel.

Melissa Jáuregui

¡Vamos al museo!

Hace algunos meses hablamos de tres museos de moda que todo fan de la industria debería visitar. A pesar de que en México el espacio para recintos de moda es reducido, siempre es una buena idea visitar los museos con los que contamos y así expandir nuestras mentes a nuevos campos de interés.

Si de visitar museos se trata, en la Ciudad de México existen diferentes exposiciones muy interesantes en los diversos espacios: El Jumex, El Soumaya, El Palacio de Bellas Artes, El museo de Frida Kahlo y El Franz Meyer son sólo algunos ejemplos de lugares que deberían de estar en tu lista de futuras visitas, vivas o no dentro de la ciudad.

Puede que en estos momentos no existan exposiciones relacionadas a las firmas de alta costura más importantes de la industria, pero sí hay trabajo que nos puede quitar el aliento y dejarnos bellas memorias, es por ello que aquí les dejo cuatro esenciales consejos para disfrutar su próxima visita al museo.

Al que madruga Dios lo ayuda…

Y también le da las mejores entradas para museos. Una característica importante de estos lugares es que abren sus puertas desde muy temprano y algunas veces existen descuentos especiales para las primeras personas en la fila. Aunque madruguemos más de lo normal, es bueno procurar ir temprano, así tienes más tiempo para observar la exposición y las salas de exhibición no estarán tan llenas como en el horario vespertino.

Usa tu mejor outfit

Pero no te olvides que también tiene que ser cómodo. Sí, lo sabemos, quieres tener tu foto en Instagram de tu increíble atuendo a lado de alguna obra de arte icónica, pero si entras a una exposición larga o alguna en donde no esté permitido salir de las salas en determinado tiempo, utilizar tacones altos no es una buena opción.

Toma muchas fotografías

Obviamente esto dependerá de si la exposición lo permite. En algunos museos la entrada con cámaras fotográficas profesionales tiene un costo adicional, de ser así, no te olvides de cargar bien tu celular para poder capturar lo mejor de las exhibiciones con un clic en la palma de tu mano.

Cuida los espacios

Por más que queramos nuestra fotografía perfecta, hay que recordar que no somos los únicos espectadores en la sala, hay que respetar los espacios de los demás y sobretodo respetar las obras y a sus artistas. Nunca debemos de olvidar que nuestra misión principal al ir a un museo es conocer las obras.

¿Quién está listo para ir a las mejores exposiciones en su ciudad?

Hiram Pinto.

www.hirampinto.com / www.instagram.com/thebabymilk

¿Qué significa ser un fashion blogger en la era del Instagram?

Hace algunos años los fashion bloggers marcaron la nueva era, donde prácticamente modificaron las técnicas convencionales de promocionar una marca, cambiando las reglas sobre la publicidad de una campaña, la cobertura de noticias de moda, hasta las ventas y resultados de las marcas en general.

Hoy en día existen fashion bloggers, influencers, grammers, entre otros. Pero, ¿realmente cuál es la diferencia entre los términos y profesiones en sí?

Un “Fashion blogger” como su nombre lo dice, es un bloguero de moda. Persona que escribe, redacta y habla sobre temas relacionados específicamente de moda, belleza y estilo. Pero como cualquier otra cosa en la vida, ha evolucionado.

 

Chiara Ferragni así como Aimee Song, fueron solo algunas en liderar esta nueva “revolución de moda digital” de la mano de sus blogs. El movimiento floreció en el 2000, donde todo era muy nuevo, y estos se creaban por pasión a la moda, y no con el fin de ganar fama. Finalmente eran fashionistas que se transformaron de simples “outsiders” a formar parte de la industria. Actualmente ambas “bloggers” cambiaron su descripción de perfil (en la plataforma más amada del momento: Instagram) a “Figura pública”. Una prueba más de lo que una vez conocimos como “fashion blogger” ha quedado en el pasado.

¿Cuál es la primera aplicación que abres por las mañanas? Si tu respuesta inmediata es instagram, felicidades, no eres el único. De hecho, eres de la mayoría. Ya que esta plataforma se ha convertido en la favorita de todos los que pertenecemos en la industria de la moda.

 

Instagram ahora es visto por muchos como el “mini blog personal”, donde  no solamente se postean fotografías, sino también historias, reflexiones o simplemente contar una anécdota que forma parte de tu vida cotidiana. Básicamente transformando lo que en un principio era el blog, aquel que era alimentado con contenido para llamar la atención de los usuarios y así obtener visitas en sus blogs personales.

Para la generación Z, (the new cool kids) es probable que entiendan por “blogger” a las personas que suben su #ootd todos los días en instagram, cuando en realidad ni siquiera tienen un blog.

 

Leí hace poco un artículo muy interesante en Vogue sobre lo que actualmente significa ser un “fashion blogger”, y algo que realmente me llamó la atención, es que Jill Walker afirma en este mismo escrito que “todo lo que hacemos hoy en día deviene de un blog” . Es decir, que la esencia del blog sigue viva, ya que el blog en su inicio creó conversaciones en diferentes industrias, forjando relaciones con individuos y marcas. “Todo lo que trajo el blog, ha dejado rastros en nuestra comunicación online, que ahora se refleja en posts, coments o follows“.

Y es que, es muy cierto. ¿Cuándo fue la última vez que visitaste un blog? Hoy en día con un blog o no, la profesión del blogging seguirá manteniéndose actual, ya que además de crear un movimiento de expresión personal y social, ha sabido mantenerse a través de las diferentes plataformas que han ido creciendo conforme la evolución de los medios digitales.

En sí, hoy se podría decir que un “blog” es más que una página en internet, es la práctica de un individuo que ha decidido expresar una pasión, escritos, fotografías, sabiduría, entre otros, a través de un medio digital, no importa en qué plataforma se encuentre. Instagram solo resulta ser, por el momento, el medio y no el fin.

Melissa Jáuregui